TERROR EN ROSARITO: POLICÍAS A LA VISTA

• Intimidan y golpean a ciudadanos.

Redacción 5M

El verdadero terror entre los residentes de Playas de Rosarito es toparse con un Policía Municipal mal- encachado y ser infraccionado por la falta que sea, eso nada importa pues rápido les aplican aquello de :»todo lo que digas será utilizado en tu contra».

Luego la cosa se complica: «Porqué me ignoraste?» dáme tus papeles»…»a no quieres, deja le llamo a la grúa»… «te vamos a recoger el auto»…»allá te arreglas con el Juez y las grúas».

Pero si en la desesperación los ciudadanos echan mano de sus teléfonos para dejar constancia de la detención arbitraria, los malos tratos y el abuso de autoridad, allí la cosa se complica.

Así le paso a finales del año que acaba de finalizar, a la Familia Anguiano, luego de que por segunda ocasión en una semana Esthephany, la hija de ellos fué detenida por una falta menor. Luego el juego de palabras, la intimidación y aquello de «porque está en la Ley!».

Al grito de «graben todo en sus teléfono» miembros de la familia acudieron al auxilio y empezaron a accionar sus teléfonos, pero fueron detenidos al momento por decenas de policías que ya se habían apersonado al lugar para detener con lujo de violencia a los rijosos, considerados objetivos peligrosos generadores de problemas.

Esthepany junto con su madre y su papá fueron sometidos a jalones, esposados, humillados y presentados ante un Juez Calificador.

El problema fué que apenas unos días antes ellos ya habían sufrido la misma pesadilla y recuperar su auto de las «Grúas GK» concesionadas por el actual Ayuntamiento para brindar este servicio ya les habían cobrado la friolera cantidad de $10 Mil Pesos.

Dosis que por supuesto pretendían aplicarselas de nuevo por lo que la familia Anguiano estalló en cólera.

Todo quedó también grabado en los teléfonos de la docena de uniformados quienes en su defensa se quejaban de que los sospechoso se habían portado muy agresivos y violentos. Por eso procedieron con todo el peso de la Ley en su contra.

Ya con los ánimos más tranquilos y gracias que les tocó un Juez con mayor criterio, la multa que originalmente era de $3 Mil 800 pesos por cada uno, o pagar con 40 horas de arresto; se las dejó en tan sólo a $ Mil 800 por persona. Una ganga.

Asi las cosas también para muchas familias rosaritenses y personas que van de paso quienes corren con la mala fortuna de ser detenidos por un Uniformado en Playas de Rosarito.

La Sindicatura, la CIJAM, la FGE y la CEDH no sirven de mucho en estos casos, dicen. Así las cosas en Rosarito.

De los motoratones y su alianza con las Grúas GK… Después les contamos!!!

¡Somos CincoM periodismo sin limites!