Cae jefe de policía de Cancún; lo culpan de la represión

La jornada Redacción y Patricia Vázquez, corresponsal 

Cancún, QR. Eduardo Santamaría fue separado hoy de su cargo de director de la Policía Municipal y Tránsito de Benito Juárez (Cancún), después de que ayer elementos de la corporación dispararan al aire para dispersar a manifestantes, principalmente mujeres, que exigían justicia por el asesinato de Alexis, una joven de 20 años que desapareció el sábado y fue encontrada muerta al día siguiente.

La manifestación y la intervención policial ocurrieron en la Plaza de la Reforma, frente a la sede del ayuntamiento.

El gobernador del estado, Carlos Joaquín, en un mensaje transmitido la noche de ayer, responsabilizó a Santamaría de dar esa instrucción.

El mandatario reprobó “contundentemente” lo sucedido y pidió que en tanto se llevaran a cabo las investigaciones, la alcaldesa de Benito Juárez, Mara Lezama, diera de baja a los funcionarios municipales involucrados.

Aclaró que él solicitó al secretario de Seguridad Pública del estado, Alberto Capella, que no hubiera violencia ni agresiones durante las protestas contra los feminicidios que se tenían programadas en diferentes municipios del estado.

“No es tiempo de echar culpas, ni evadir responsabilidades, es tiempo de seguir avanzando como lo hemos venido haciendo, en resolver de fondo el problema de la violencia en contra de las mujeres, al tiempo que defendemos invariablemente la libertad de expresión», dijo.

Capella declaró que “fue una estupidez” la decisión tomada por Santamaría y lamentó lo sucedido.

La Fiscalía General del Estado informó en su cuenta de Twitter anoche que no hubo ninguna persona detenida “antes, durante, ni tras las manifestaciones que se llevaron a cabo en distintos puntos de los municipios de Benito Juárez, Solidaridad, Othón P. Blanco ni Felipe Carrillo Puerto”.