Giran orden de aprehensión contra Gutiérrez de la Torre.

REPORTEROS 5M

En Mayo del 2014 en nuestra edición impresa 5M #89 señalamos la red de prostitución que se manejaba en el PRI-DF al servicio del exlider Cuauhtémoc Gutierrez de la Torre.

Ahora siete años después un Juez penal del tribunal superior de justicia de la CDMX giro una orden de aprehensión contra Gutiérrez de la Torre, la diputada local priista Sandra Esther Vaca Cortés y el exsecretario de finanzas del PRI Roberto Zamorano, por los delitos de trata de personas.

(Fragmento de la nota del 2014)

Lo ultimo que se ha registrado – cuando menos por ahora – es el reciente descubrimiento de que el Presidente del Partido Revolucionario Institucional en el Distrito Federal, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, era un fiel practicante de la trata de personas, en la mas asquerosa de sus formas, la prostitución, disfrazada, consentida y financiada por la propia organización política, utilizando para el efecto, las propias instalaciones de la institución, con la complicidad de mujeres “ejecutivas” en nómina, que se prestaban para esa clase de actividades.

En realidad, nada estaba oculto, porque las mismas mujeres – a las que se obligaba a prostituirse – se les “contrataba” como edecanes, se les anticipaba que tenían que cumplir desde el mismo momento de ser contratadas, con un comportamiento coqueto y cariñoso hacia Gutiérrez de la Torre y si en ese instante , ese sujeto quería darles el “visto bueno”, tenían que acceder a lo que quisiera, aunque fuera contra su voluntad. Ah,…y no debían cerrar los ojos.

Por cierto que todas las mujeres tenían que ser de entre 18 a 34 años, solas, madres solteras, divorciadas o abandonadas. El sueldo que se les ofreciera – como quiera que sea – atractivo, de entre 11 y 14 mil pesos mensuales, de acuerdo con el comportamiento y complacencia individual, con la ventaja de que podrían conseguir algún ingreso extra, para la adquisición de algún aparato electrodoméstico o algún mueble de la sala o recamara de su casa, dependiendo de su docilidad y cariñoso que hacer.

De entrada, la advertencia previa era clara. Debían tener – todas las aspirantes a edecanes — un comportamiento discreto y ser “amplio criterio” (?), como para someterse a los requerimientos sexuales de Gutiérrez Alatorre, a la modalidad que se le ocurriera, a ese individuo de mas de 140 kilogramos de peso.

Pero este asunto ha servido para destapar la cloaca de esa organización delictiva, en la que todos se cubren entre si, acuerdan en lo oscurito lo que mas les conviene, olvidándose de su responsabilidad y autentica labor legislativa, en beneficio de la sociedad, para legislar si, para beneficio personal o de su grupo.

Porque eso de trabajar de edecanes, era mas bien, una especie de pasarela para que los políticos asistentes a algunos encuentros de partido y ahí mismo eligieran a alguna de sus acompañantes eventuales y consiguieran (con total discreción), los favores sexuales que se les ocurrieran.