Cuando matan a periodistas pierde el pueblo: CEDH

  • Proponen unidad de activismo de derechos humanos y periodismo para exigir justicia
  • Agravia a todos el 99-98% de impunidad en los crímenes, advierte Heriberto García
  • Demandan generar protocolos de actuación, para cubrir vacíos de ley
  • Consideran necesaria la intervención de la CIDH y de la ONU en México

Tijuana, 23 de enero de 2023.- En su exposición sobre el tema de “periodistas bajo riesgo, en el contexto de los derechos humanos”, el Visitador General de la CEDH de Baja California, Heriberto García García reiteró que, “cuando matan a periodistas, pierde el pueblo”, y confirma que, lamentablemente, es más peligroso ejercer periodismo en México, que en países en guerra.

Pese al temor, observó, “hay que entrarle”, porque la verdad y la información debe fluir para el desarrollo de los pueblos, por lo que propuso unidad de activismo de derechos humanos y periodismo para exigir justicia, y, a estas alturas, luego de décadas de violencia contra ambos sectores de la sociedad, considera necesaria la intervención de la CIDH y de la ONU en México.

Lo anterior, explicó, en razón de los elevados niveles de intensidad de la violencia (asesinatos y sistemática violación a los derechos humanos en todos los ámbitos), y que, las autoridades han sido omisas a cumplir con la ley, además de tener un sistema rebasado, en todos sentidos.

A todos nos agravia el 99-98% de impunidad en los crímenes, y, para dar un paso adelante a la demanda de justicia, exigen generar procotolos de actuación, para garantizar no solamente protección efectiva, sino anticipar que no se repitan esos hechos, pues, advierten que, generalmente, antes de un crimen, hay “focos rojos” que no se atienden.

Obviamente no basta con la detención de autores materiales de los asesinatos, sino que hay que exigir que atrapen y sentencien a los autores intelectuales, como en los casos de los periodistas Margarito Martínez Esquivel y Lourdes Maldonado López, subrayó.

En el caso de los periodistas y activistas de derechos humanos, observó que el Estado ha actuado muy lentamente para generar protocolos, y, la conformación de los mecanismos ha dejado mucho que desear.

Actualmente, informó, hay 20 personas con “protección” del mecanismo estatal, de las cuales, 13 son periodistas, 5 activistas de derechos humanos, y dos familiares de periodistas y/o activistas; en tanto que, con el mecanismo federal, hay 32, de los cuales, 15 son activistas, 14 periodistas, y 3, familiares.

En representación del Presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Miguel Ángel Mora Marrufo, el Visitador Heriberto García dijo desconocer actuaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ante la ola de asesinatos de periodistas y activistas en México, con la excepción del caso del periodista Héctor “El Gato” Félix Miranda, en 1988-89, y de la activista de derechos humanos, Digna Ochoa, de la cual ya hay una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

La ola de violencia en México amerita que esos y otros organismos internacionales intervengan ante las autoridades mexicanas, reiteró, sin menoscabo de lo que se tenga que seguir exigiendo internamente por parte del pueblo mexicano agraviado.

Criticó el visitador de derechos humanos en la entidad la recurrente táctica del aparato del estado, en todo lo largo y ancho del país, de generar campañas de desprestigio, y desinformaciones, para “justificar” crímenes y “cerrar” carpetas.