TONY VALLADOLID, PROMOTOR DEL ESPIONAJE

*”Cerebro Maestro” de la compra del equipo de Espionaje

TONY VALLADOLID, PROMOTOR DEL ESPIONAJE

Tijuana, B.C. (2 de Agosto de 2015).- El Secretario de Finanzas del Gobierno del Estado, Antonio Valladolid Rodríguez, sufrió otro duro descalabro en su incipiente carrera política, al verse involucrado en el escándalo de la compra de un costoso equipo para el espionaje

Y es que Valladolid Rodríguez, actúa como si nada hubiese pasado e incluso considera seriamente separarse de su actual cargo para buscar, eventualmente, la nominación de los panistas a la Presidencia Municipal de esta ciudad fronteriza.

A pesar de las pruebas palpables en su contra, cuentas en internet, correos electrónicos, la confirmación de intermediarios y hasta fotografías del encuentro con representantes de la firma “Hacking Team”, que inculpan directamente al aún Secretario de Finanzas Antonio Valladolid Rodríguez y la Oficial Mayor Loreto Quintero, ambos insisten en rechazar lo evidente.

Escándalo que trascendió a nivel nacional e internacional, al difundirse incluso las cuentas de gastos del hotel y las comidas y hasta fotografía del Avión Oficial del Gobierno del Estado, utilizados para recibir y entrevistarse con los promotores de la firma extranjera.

Versiones de allegados a Valladolid, confirman la existencia de dicho equipo de espionaje, del que el propio Valladolid Rodríguez, sobre todo cuando anda “pasado de copas” y que es seguido, se jacta de tener “agarrados de los testículos” a funcionarios y detractores en o fuera del gobierno.

En forma por demás increíble y decepcionante, el Contralor del Estado Vladimiro Díaz Hernández, dijo no haber encontrado pruebas suficientes para investigar la configuración de alguna falta, con lo que públicamente “se lavó las manos” y se desentendió de su responsabilidad.

De igual forma Loreto Quintero, rechazó en forma sistemática los señalamientos en su contra y en todo momento negó conocer la existencia de dicho equipo o un centro dedicado al espionaje.

Un lamentable episodio que también alcanzó a la Procuradora General de Justicia en el Estado, Perla del Socorro Ibarra Leyva, así como al Secretario de Seguridad Pública en el gobierno de Francisco Vega de Lamadrid, Daniel De La Rosa Anaya, respectivamente.

Asunto que dará mucho mas de qué hablar en los próximos días al darse por descontado que este tipo de espionajes es una práctica común en los gobiernos y por lo que varios diputados de oposición como el priista René Mendivil Acosta insisten en que este escabroso asunto debe de aclararse, toda vez que dijo, “Ya basta de mentiras y de solo negar los cargos”, con lo que se insulta y se le falta el r espeto a los mismos bajacalifornianos.

Lo anterior sin perder de vista las alarmantes cifras de la incidencia delictiva, la violencia desbordada y las incursiones de bandas criminales en todo el estado, ante el evidente desentendimiento del gobierno por impulsar una adecuada coordinación y labor de inteligencia contra la delincuencia.

No obstante el gobierno, agregan detractores, se encuentra más ocupado en espiar a sus adversarios políticos y funcionarios, que combatir de manera frontal y efectiva la delincuencia, abonando con ello a un estado de ingobernabilidad y hartazgo ciudadano.