Jaloneos entre la Federación y el Estado por la Caseta de Playas

Imagen tomada de notiexpressdemexico.com

REVIRA BONILLA E IMPONE SUS CONDICIONES EN CASETA

Redacción 5M.-
A decir del Gobernador del Estado Jaime Bonilla Valdez, si la federación “no se hace algo rápido para liberar la caseta en Playas de Tijuana”, los Bajacalifornianos “nunca se lo van a perdonar”, expuso el mandatario estatal morenista.

Bonilla fue más allá al advertir que el Presidente Andrés Manuel López Obrador debe solicitar la renuncia del Secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú y que este debe de cumplir lo prometido en campaña.

Tras la agresiva detención a manos de elementos de la Guardia Nacional de quienes intentaban liberar dicha caseta a pocas horas de que el mismo gobernador decretara su liberación, expuso que «Aquí, Baja California nunca se lo va a perdonar», recalcó.

Bonilla calificó la actuación de la Guardia Nacional como «gangsteril» y excesiva al utilizar camiones blindados y todo el equipo de ataque, lo que dijo a todas luces era innecesario.

Al mismo tiempo de que pidió al “amigo de Baja California”, al licenciado López Obrador, que no permita estos abusos, no importa quién sea el funcionario, ¿quién es el Secretario de Comunicaciones para ordenar una cosa como ésta, quién es el director de Caminos y Puentes Federales? Son unos empleados», sostuvo al repetir que “aquí no hay vacas sagradas”.

Bonilla dijo esperar que el Presidente de México reaccione en favor de Baja California, que entre paréntesis es el Estado que más lo quiere, y le digo eso porque ni en Tabasco votaron como votaron en BC por él, la gente está esperando una reacción, le pido que le diga a la GN que se retire de la caseta y nos vamos a los juzgados», apuntó.

A penas el pasado 7 de julio, el Gobernador decretó la «cancelado» el cobro (39 pesos para autos y 81 pesos para autobuses) del tramo de 25.9 kilómetros de la autopista escénica Tijuana – Playas de Rosarito. Acto seguido, el mandatario levantó la pluma en la caseta y dejó pasar a los vehículos.

Horas después, durante la madrugada del jueves más de 100 elementos de la GN,de la Marina y de la Armada de México, acompañados del Ministerio Público Federal, retiraron a elementos de la Fiscalía Estatal que resguardaban la caseta y se la entregaron a Capufe.

La situación dividió opiniones con aplausos de los vecinos de la zona y duras críticas de los activistas sociales del estado quienes calificaron la medida como otra maniobra al estilo de Show Mediático Electorero para mantener distraída a población, pero que en el fondo se violan la Constitución y Leyes Federales.

Una muestra clara de dicho juego perverso, fue la detención de tres activistas por parte de Policías Federales, sin que al momento ninguna autoridad estatal siquiera se acercara a la Fiscalía General de la República para saber la situación de los tres luchadores sociales detenidos Rubén Vega, David Rubio y Polo Bejarano.

La caseta de cobro en Playas de Tijuana que administra Caminos y Puentes Federales pero que el Gobernador Jaime Bonilla se la adjudicó por un decreto estatal, fue tomada de nueva cuenta por la Federación esta madrugada, luego de un operativo realizado por agentes de la Guardia Nacional. El cobro por peaje se reanudó con normalidad.