Se «desinflan» candidatas morenas

Redacción 5M

Tijuana B.C.- Las mujeres de morena y posibles candidatas a la alcaldía de Tijuana; son arrastradas por los errores, los vicios y la mentalidad cacique de los mandones del partido en el Gobierno.

Asi las cosas y «flaca la ganadería» una a una se han topado en seco, con los duros golpes de la realidad y el desgaste político.

La lista se alarga y pocas se salvan del escarnio y la rechifla pública.

Apenas hace unos días pasados un sexagenario azotó de un infarto fulminante cuando subía las oscuras escaleras de Palacio Municipal, a falta de un elevador que funcione.

Los reflectores se fueron de inmediato contra la Sindica Procuradora Melli Espinoza, quien de plano va de fracaso en fracaso, y es hora que ni siquiera ha podido elaborar un dictamen técnico para avanzar en la urgente reparación de dicho ascensor, donde el gobierno deje de faltar a los Derechos Humanos de las personas con alguna discapacidad.

Otra que fue puesta en evidencia, fue Vicenta Espinoza, cercana colaboradora y fiel sirviente del gobernador Jaime Bonilla.

A dos años de gobierno es hora que no ha logrado fincar alguna responsabilidad contra ex funcionario alguno, pero igual eso no le impide soñar con la alcaldía de Tijuana.

Y para acabarla de amolar, la secretaría de la honestidad Vicenta Espinoza Martínez, que de honesta deja mucho que desear al ser señalada por despojo y otras patrañas en su paso por el barzón. 

Otra fiel “soldadera y tapadera” es Blanca Estela Fabela, quien al frente del DIF estatal presume entre sus logros, el haber repartido miles de despensas.

 Blanca trae otro amarre, como esposa del diputado Víctor Moran, otro fiel sirviente de los intereses de su grupo y un gris legislador que también soñó con ser gobernador aunque no tuviera los merecimientos para semejante cargo.

Le sigue Karla Patricia Ruiz Macfarlán, hija del polémico Fiscal General y compadre del gobernador Guillermo «Titi» Ruiz.

Y quien entrara al reveló por segunda vez en sustitución de Arturo González Cruz. 

Luego está la diputada Montserrat Caballero, quien trae su propio historial como e imagen de diputada «alegre, dicharachera e incongruente». 

Marioneta del sistema actual que solo sirve para levantar el dedo y empinar el codo, en plenas sesiones del congreso.

Por cierto sus operadores del congreso del estado andan desesperados por posesionar y reintegrar ante los tijuanenses, la manchada, denigrada y ultrajada  imagen de la diputada en pos de su intención de llegar a la alcaldía de Tijuana.

Estas son las todo poderosas del gobierno de Baja California, todas ellas una eminencia, juntas son pura dinamita, inteligentes, talentosas, sagaces, perspicaces, astutas, humanistas de buen corazón, buenas madres, esposas, hijas y sobre todo buenas compañeras de partido… ya casi las andan “beatificando” en el vaticano.

El fuego amigo es lo de menos todo el “mastique” que se tiran en redes sociales lo recogerán juntas al final.

Entre mujeres podremos despedazarnos pero jamás nos haremos daño”.