CACERíA DE POLICIAS EN ROSARITO Y TIJUANA

* Impera una “guerra sorda” en el 5º Municipio.

Redacción 5MBC.

Rosarito, 12 de Septiembre del 2021.- Desde el pasado 10 de Julio, luego de una tensa campaña, se desataron los demonios en Rosarito, arreciaron las amenazas, narco-mantas, la quema de negocios, grúas, oficinas de taxis y un rosario de desaparecidos y cuerpos calcinados.

La tensión escaló a un clima de “guerra sorda” donde los Policías Municipales juegan un papel protagónico, pues en esas mantas se repitieron nombres de Policiacos y sus superiores supuestamente protectores de capos que operan la plaza. De las amenazas, los criminales pasaron a las agresiones directas.

El Oficial Raúl Paredes Esquer fue emboscado a plena luz del día el 16 de Julio, cuando conducía una camioneta acompañado de su esposa muy cerca del C-4 o Comandancia de la Policía en la Colonia Benito Juárez al Norte. Sin detenidos ni avances.

Un mes después, en la noche del 17 de agosto, el Sub Jefe Policiaco Pedro Silva Ibáñez y sus escoltas, fueron agredidos a balazos muy cerca de la Comandancia y de la Casa Municipal, cuando hicieron escala en una tienda de oportunidad. En la refriega murió una de los agresores de los Policías.

Un día después, tres familiares directos del Oficial Silva fueron levantados en Tijuana en un hecho sin precedentes que sacudió las estructuras del Gabinete de Seguridad, al movilizarse toda la fuerza de tarea para rescatar a los plagiados.

Un hecho de alto impacto del cual el Fiscal General Guillermo Ruíz Hernández rechazó hacer declaración alguna, al limitarse anunciar que se realizaba una revisión general de las armas de los Policías Municipales, supuestamente de rutina. A la fecha se desconocen los resultados del desarme y revisión de las armas.

Durante la noche del 7 de Septiembre, otro de los Oficiales Municipales fue agredido y sufrió lesiones en la cabeza a manos de un sujeto de origen extranjero, con heridas que no ponían en peligro la vida del Policía.

El medio día de ayer sábado 11 de Septiembre sobre el Bulevar El Rosario de la 3ra. Sección de Santa Fe en los Linderos entre Tijuana y Rosarito sujetos abrieron fuego contra el oficial Erick Galván Ureña alcanzándolo por la espalda y arrebatándole la vida.

De acuerdo a la información, el hecho ocurrió frente a familias que se encontraban en un parque cercano.

El oficial fue llevado de emergencia a un hospital para su atención médica, pero ya no presentaba signos vitales cuando llegó a Emergencias.